Páginas vistas en total

martes, 8 de marzo de 2011

Las bibliotecas escolares

¡No podéis ni imaginar el placer que produce encontrar el libro adecuado para cada persona! Ese placer que se siente cuando un amigo, un compañero de trabajo, un familiar o un alumno te devuelve el libro que le has aconsejado y te dice que le ha parecido "bonito, fantástico, maravilloso, encantador, muy bueno...", y cuando te dicen que "genial" te quedas sin palabras, no sabes cómo reaccionar, pero cuando vuelves a la realidad en tus labios aparece un "pues, mira, este mismo autor tiene este, que yo creo que todavía es mejor" y miras su cara extasiada.
Como sabéis trabajo, en mis ratos libres y en recreos, en la biblioteca del IES Mediterrània, allí llevo ya 5 años prestando libros a todo aquel que necesite una ayudita en su elección de lectura, o que venga ya con su autor y obra elegida; a veces esos libros no están, o bien porque han desaparecido misteriosamente, o bien por desidia, o bien porque no se pueden tener todos los libros en una bibliteca. Allí está mi biblioteca personal, supongo que alrededor de 2.000 libros, aparte de una buena colección de dvds, la mayoría de ellos clásicos, pero también hay algunos actuales, que los mismos profesores se sorprenden de que estén allí.
Hay auténticos fatigadores de libros por el instituto, sobre todo a partir de 3º de ESO, como también hay algunos que, a pesar de llevar años por el instituto, no saben abrir la puerta de la biblioteca, algunos van a refugiarse de las corrientes de los fríos pasillos, pero, claro, estamos ubicados en medio de un barranco. Siguen apareciendo grandes y curiosos lectores que vienen buscando un libro, no saben bien cuál, pero buscan y van probando y probando autores, géneros, hasta que llega un día
que aparece una lucecita en sus ojos, te devuelven el libro que les prestaste y te dicen que van a comprárselo para poder subrayarlo, ese es el libro que buscaban y que tú has intentando vislumbrar en su forma de ser. Esa es una de mis mayores alegrías y quería compartirlo con vosotros.
¿Cuál será el libro que nos cambiará la vida? ¿Cuál fue el libro que nos abrió los ojos a un nuevo mundo agazapado entre sus páginas? ¿Qué escritor se convierte en nuestro escritor? ¿Qué "La vida: instrucciones de uso" se cruzará en nuestra biblioteca? ¿Qué "Rayuela" nos volcará hacia el otro lado?

1 comentario:

Mireia dijo...

Esos momentos son muy comunes entre todos, sobre todo cuando yo te pido un libro para leer una noche en la que no sé qué leer y tú me ofreces la última novela de Paul Auster con su fantástica forma de escribir, su elegante prosa, todos esos momentos que narra y en los cuales puedes llegar a imaginarte cómo tú misma los vives. Todos esos libros que tú me recomiendas, muchos de ellos me han encantado aunque tú no lo sepas, porque casi todos los que me recomiendas lo haces con todo tu cariño, sabes perfectamente lo que me gusta leer, el tipo de libro que me gusta, el tipo de historia que me gusta leer.. También recuerdo todas las veces esas en las que tú mismo te has sentado en el filo de la cama a leernos todas las historias de "Harry Potter" y en las que yo me quedaba dormida antes de terminar aunque en un murmullo en sueños te decía que no, no estaba durmiendo, porque un libro es un mundo, con el que te transportas y con el que aprendes miles de cosas de diferentes culturas, países, personas, incluso política. Con un libro yo he aprendido muchas cosas como a escribir medianamente bien sin muchas faltas y también me ha permitido ampliar mi vocabulario. Un libro es una fuente de conocimientos al alcance de todos, ya sea mediante bibliotecas escolares o municipales, librerías, Internet, también debemos tener en cuenta que cada vez hay más avances tecnológicos y el libro en papel pasará a un segundo plano.
Te recomiendo que sigas con estas entradas que consiguen sacarme una sonrisa al recordar todos estos momentos vividos junto a ti.