Páginas vistas en total

martes, 26 de abril de 2011

En la catedral de Jaén se paga por entrar

Ayer, estuvimos de visita por Jaén. Me pareció una ciudad de cuestas, hay que meter la primera en el coche para subirlas, y de calles estrechas por la zona de la judería. Antes de venir, estuvimos mirando cuáles eran sus mejores espacios para visitar como turistas, sobre todo aconsejaban la catedral, luego los baños árabes, seguido del castillo de Santa Catalina. Y a ese empeños hemos dedicado dos días: aparcamos el coche y nos hemos dedicado a patear la ciudad, con sus fotografías correspondientes, cual aplicados japoneses.
Estuvimos rodeando la catedral, hasta que nos decidimos a visitarla por dentro, las guías que estuvimos leyendo hablaban de su vetustez, de su origen renacentista y posteriormente barroca, de sus cúpulas... Pero allí estaba una dependienta, ticket en ristre, impidiéndonos el paso, 5 euros por cada uno, o 3 euros si éramos un grupo como mínimo de 20 visitantes. Ni lo dudamos. Dimos media vuelta y salimos por la puerta debatiendo sobre los extraordinarios privilegios con que sigue contando nuestra querida madre iglesia, mientras contemplamos el edificio de enfrente, el palacio episcopal, una mole imponente que reflejaba también la acumulación de poder en la tierra, y el apoyo sistemático de todos los gobiernos de este país.
Luego fuimos al castillo de Santa Cecilia, donde también se encuentra el Parador de Jaén. La entrada era gratis a todo el castillo, con unas fantásticas vistas a todo el valle desde sus almenas, al igual que al Parador. En su salón, rodeados de piedras medievales, degustamos un exquisito chorizo ibérico.
Consejo para próximos visitantes: Si visitáis Jaén no os perdáis la visita al castillo, que es gratis, y olvidaos de la visita a su catedral, que vale 5 euros.

3 comentarios:

Jose Angel 100 gr dijo...

Me parece una verguenza que nos hagan pagar por nuestro patrimonio, al fin y al cabo, es de todos ¿no?

Nicolás dijo...

Y en la de Sevilla también.

Sara Oteros Lozano dijo...

¡Te recomiendo Córdoba que es mucho mejor!